Pese a un mercado global saturado, Apple Inc. presentará el miércoles la cosecha 2018 de tres iPhones nuevos, incluida una versión más grande del costoso iPhoneX, presentado el año pasado, y que podría ser aún más caro, en la sede principal de la empresa, ubicada en la zona conocida como Silicon Valley, en San Francisco.

Pese a que las ventas de iPhone retrocedieron entre abril y junio, Apple vendió 41.3 millones de dispositivos inteligentes. La estrategia de ofrecer productos de muy alta gama permite al gigante tecnológico aumentar el 20% de facturación de teléfonos móviles, gracias a sus altos precios.

Apple no tiene nada que probar, excepto que quiere segmentar un poco más el mercado. Tratará de ofrecer una gama más amplia de opciones”. Bob O’Donnell, analista de TECHnalysis Research.

En tanto, Carolina Milanesi, quien hace seguimiento a Apple en la firma Creative Strategies, prevé que Apple exponga un modelo más barato y, ante todos los avances tecnológicos de cada nuevo modelo, la especialista señaló que una pantalla LCD en lugar de LED y doble cámara en la parte frontal son posibles.

Los nuevos avances dirán un poco más sobre cuánto les importa y lo que están tratando de hacer: ¿se trata de (aumentar) su participación en el mercado? ¿Hacen que la gente sea más adicta a las nuevas tecnologías para que use más aplicaciones de realidad aumentada u otras cosas nuevas que Apple desarrolla?”

La analista agregó que la empresa trata de diversificarse a través de servicios (pago, streaming de música, contenido de video, realidad aumentada).

Un iPhone con más funciones y pantallas más grandes son consistentes con esta estrategia.