Expertos de la ONU han apuntado este martes a posibles crímenes de guerra en Yemen de las fuerzas progubernamentales y de los rebeldes hutíes en las zonas que controlan, como Saná o Al Hudeida, pero también han culpado y criticado a la coalición militar liderada por Arabia Saudí.

El grupo de expertos eminentes internacionales y regionales para Yemen, creado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2017, afirma un informe publicado hoy que ambas partes y la coalición árabe han cometido violaciones del Derecho Internacional que “pueden equivaler a crímenes de guerra”.

Los expertos han investigado las violaciones y los abusos cometidos en Yemen desde septiembre de 2014, cuando los rebeldes hutíes tomaron Saná y provincias del norte y el oeste del país y expulsaron al Gobierno de la capital.

El conflicto se recrudeció en marzo de 2015 con la intervención de la coalición árabe, apoyada por Estados Unidos.

“Individuos en el Gobierno y la coalición, incluidos Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, pueden haber efectuado ataques que violan el principio de distinción, proporcionalidad y precaución y pueden equivaler a crímenes de guerra”, señala el grupo de expertos.