A pesar de que el 70% de la superficie de la Tierra está cubierta de agua, el 97.5% es salada y solo el 2.5% es agua dulce y potable, de la cual solo el 30% está disponible para consumo humano, pues el restante se concentra en glaciares, nieve o hielo.

Solo el 0.77% de esta agua dulce es accesible para el ser humano y se puede encontrar en lagos, ríos, humedad del suelo y depósitos subterráneos poco profundos, de acuerdo a Notimex.

La publicación de estos datos forma parte de la campaña de concientización para el cuidado del agua con motivo de ‘La Semana Mundial del Agua’ 2018 que tiene como lema “Agua, ecosistemas y desarrollo humano”, la cual se llevará a cabo este lunes 27 de agosto en Estocolmo, Suecia y terminará el 31 de agosto.

Es por esto que en la Tierra, más de 2.1 millones de habitantes carecen de acceso a servicios de agua potable gestionados de manera segura y se espera que para 2025, más de la mitad de la población viva en las mismas condiciones precarias.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) detalló que entre los objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), está reducir la población mundial sin acceso sostenible al líquido potable, por lo que se exhorta a los gobiernos mundiales a lograr el acceso universal y equitativo al agua a un precio viable.

De acuerdo a esta misma publicación de 2015, hay más de dos mil 100 millones de personas sin servicios gestionados de forma segura, de los cuales solo 423 millones se abastecen de agua procedente de ríos, lagos, estanques o manantiales no protegidos.

Debido a esto, es que la OMS destaca que de aquí a 2025, la mitad de la población mundial vivirá en zonas con escasez de agua, no obstante, la reutilización de las aguas residuales para recuperar agua, nutrientes o energía es una de las estrategias importantes para evitar la escasez del líquido.